January 7, 2017

La mano que mece la cuna

En los últimos dos días (5 y 6 de enero), Cuernavaca ha sido sometida a una crisis de pánico que tiene un denominador común: el Mando Único ha provocado la psicosis colectiva.

El 4 y 5 de enero circuló esta imagen por redes sociales:

El texto “Hay que atracar un súper o les da frío putitos, el pueblo unido jamás será vencido!” es igual a otros que fomentaban el saqueo en distintos establecimientos de la cadena Walmart en el país. Una búsqueda en el buscador de imágenes de google da como resultado que la imagen que utilizaron para hacer el anuncio pertenece al usuario sebasmex  y la pudieron haber obtenido de mapio.net (seguramente se uso sin su consentimiento). Es decir, cualquiera pudo haber elaborado la imagen.

Este llamado a saquear la tienda Walmart ubicada en la avenida Domingo Diez fue motivo suficiente para que el Mando Único desatara el pánico en la ciudad de Cuernavaca. A las 8 y media de la noche se escuchaban las sirenas de las patrullas en la colonia Vista Hermosa. Cuando fui al Superama ubicado en Río Mayo, el dependiente del súper me advirtió que “por seguridad” estaban cerrando la tienda. Aparentemente la Comisión Estatal de Seguridad les había recomendado cerrar la tienda ante la amenaza de saqueos.

En su parte policial de esa fecha, el comisionado Capella dijo: “En Superama Río Mayo reportan que sujetos apedrearon el establecimiento, al arribar las unidades es totalmente falsa y negativa esta información (sic)”. Lo único que había afuera del Superama eran clientes deseosos de comprar. De lo que fui testigo fue de una acción coordinada por el Mando Único para infundir temor y pánico en la sociedad. Desde que me advirtieron que iban a cerrar la tienda hasta la llegada de las unidades policiacas, pasaron escasamente 3 minutos.

El 6 de enero de 2017, en las redes sociales se difundió la siguiente información:

Como consecuencia, las tiendas del centro de Cuernavaca bajaron sus cortinas pese a la fuerte movilización policiaca que realizó el Mando Único. Ni siquiera hubo intentos de saqueos.

¿Qué busca el comisionado Capella al promover el pánico y la psicosis colectiva? Por lo menos me atrevo a postular dos hipótesis. En la primera, el Mando Único ha sido totalmente inoperante y no ha logrado reducir los altos índices de homicidio, de extorsión y de secuestro en la entidad.  Por lo tanto, el comisionado Capella se ha querido mostrar eficiente ante los saqueos (inexistentes).

Cabe mencionar que en los lugares donde se dio el mayor número de saqueos en México tienen una mayor población de ex convictos. Como lo reporta el periódico la Razón; “Exconvicto,  uno de cada 10 detenidos por saqueos en CDMX”. Condiciones que no se observan en la colonia del Empleado (donde se ubica el Walmart), en el centro de Cuernavaca (donde la población ha sido desplazada por el comercio), ni mucho menos en la colonia Vista Hermosa (en la que se ubica Superama de Río Mayo).

La segunda hipótesis es que el comisionado Capella intenta someter al Presidente Municipal de Cuernavaca, quien ha rechazado el convenio de colaboración en materia de seguridad pública. No hay que olvidar la participación activa del Mando Único en los tres intentos para  destituir al Presidente Municipal (revocación, suspensión y juicio político). El Mando Único tomó por la fuerza las instalaciones del Ayuntamiento y del Museo de la Ciudad de Cuernavaca sin que mediara ninguna petición del alcalde. El Mando Único se atrincheró en las oficinas y no permitió la entrada del personal que ahí laboraba. Hasta que la Suprema Corte de Justicia de la Nación otorgó la suspensión en la controversia constitucional contra el juicio político, el Mando Único devolvió las instalaciones que tenía ilegalmente tomadas.

El comisionado Capella se ha caracterizado por sus declaraciones rimbombantes: “No permitiré los saqueos” (¿cuáles?) y por su personalismo; hasta creó la Orquesta del Mando Único para debutar como cantante. El 27 de diciembre de 2016 la Coordinadora Morelense de Movimientos Ciudadanos solicitó la renuncia del Comisionado Estatal de Seguridad Alberto Capella y la intervención de las fuerzas federales en la entidad (ver nota).

© Jorge Ikeda 2017