March 31, 2008

Teología del peje

El blog de Silva-Herzog cita una entrevista a Fernando Savater que habla de la risa y la religión y dice:

“Hay una disposición a creer porque nos vamos a morir. Creemos en cualquier cosa para ver si nos salvamos por algún lado. Eso y la necesidad de que los malos sean castigados, y los buenos, premiados. Esas cosas pueden ser ingenuas, pero tienen su lógica…”

La lógica del peje es la misma lógica de la religión y por lo tanto en ella funda su nueva teología de izquierda. Ya lo profesó el mecías: “Se es mexicano o se es traidor” En su opinión quienes pensamos que la reforma energética es buena para PEMEX y para México, somos traidores.  Su dogma de fe profesa que el origen de la riqueza es el petróleo y no el trabajo, por ejemplo; extraerlo.

Otro dogma de fe es que el petróleo es infinito y no se acabará nunca.  Si fuera infinito y no escaso, no tendría ningún valor. Lo único que hacemos “los malos”mexicanos, por lo tanto “traidores”,  es darle el petróleo a los “gringos” a precio de mercado. Su enfoque mercantilista nos diría que si no vendemos el petróleo y lo conservamos ¿para nosotros? seremos infinitamente ricos y por lo tanto felices. No habrá más pobreza en el mundo.

Seguramente, como los hace Chávez en Venezuela, con petróleo nos mantendrá en la alegre medianía de vivir sin trabajar, asistiendo a mítines de apoyo a su causa y prohibiéndonos toda actividad capitalista que involucre el trabajo y la explotación del hombre por el hombre.

Es el paraiso en la Tierra o la tierra prometida según San Andrés de Macuspana. Amén.

© Jorge Ikeda 2018