November 5, 2008

Los incendios se apagan mejor con gasolina

En “The Oppenheimer report”, publicado en “The Miami Herald” por Andrés Oppenheimer, el autor critica a Bush que pierde el tiempo consultando a los líderes europeos sobre la actual crisis financiera cuando lo que debería hacer es preguntarle a México cómo resolvió su crisis en 1994.

En ese momento, el gobierno de Bill Clinton y el fondo monetario internacional (FMI) intervinieron con 38 mil millones de dólares para rescatar a la economía mexicana. México recortó el gasto público y puso la casa en orden. Restringió el acceso a créditos y pagó los préstamos al gobierno de Estados Unidos y al FMI.

Pero México no sabe ahora cómo resolver el problema. A pesar de que el Presidente Calderón fue artífice del fobaproa como diputado federal, la corta memoria le aconseja hacer algo radicalmente distinto. Como la crisis de 1929 se resolvió con gasto público, análogamente y siguiendo las enseñanzas de Keynes esta crisis se resolverá con gasto público. Aumentando el crédito en lugar de restringirlo.

Ricardo Medina Macías en su blog “Ideas al Vuelo” lo pone así: ““Querida familia: No cabe duda que esta crisis nos va a pegar y que nuestros ingresos se verán mermados. Por eso, vamos a gastar más”. Aplausos de la clase política que elogia con entusiasmo esta insensatez.”

Ahora los neokeynesianos como Joseph Stiglitz vuelven a estar de moda con sus teorías sobre el fracaso del mercado y la necesidad de mayor regulación por parte del Estado.

© Jorge Ikeda 2018