March 31, 2009

Adaptarse o morir

Ayer escuchaba en Radio Formula El Cristalazo de Rafael Cardona. La reflexión que hace el analista político es que la campaña que realiza Acción Nacional desde su página web sin transgredir la legislación electoral tiene éxito. Según la encuesta realizada por Berumen para El Universal, de febrero a marzo se notan cambios en la preferencia electoral. El PAN pasa de 24.9% de las preferencias a 27.4%, el PRI de 39.9% a 30.3% El PRD de 15.4% pasa a 12.2% de las preferencias electorales. El mayor tránsito en la intención del voto se observa del PRI al PAN con 7.1% de los que en comparación cambiaron su intención de voto del PAN al PRI con 4.3% Aparentemente esto no es nada nuevo y forma parte de la contienda electoral, pero se estaría pasando de alto dos innovadores elementos. 1. Los medios utilizados. El PAN utiliza su página web para orquestar la campaña de desprestigio en contra del PRI. Sube sus videos a YouTube y cuenta con espacios en MySpace.com y otros servicios similares. El PRI hace honra a su petrificada estructura y no puede contrarrestar o no entiende los nuevos medios de comunicación como lo son la web, los blog, las redes sociales, entre otras plataformas utilizadas en internet. 2. El mensaje. Cardona opina que el mensaje del PAN es un sofisma (Razón o argumento aparente con que se quiere defender o persuadir lo que es falso). Aunque el mensaje no sea correcto -o estás con el Presidente o estás con el narcotráfico- las masa lo toman como un argumento válido, por ende, cierto. Esto es muy similar a lo descrito por Vilfredo Pareto con relación al mito; la verdad no destruye al mito.

El hecho de que no se perciba ningún cambio en la élite del PRI, aunado a que el Partido es sumamente exitoso en la reproducción de sus formas, no ayuda en nada al PRI a adaptarse a los cambios sociales, culturales o tecnológicos. En Cuernavaca, por ejemplo, el candidato a la alcaldía, a pesar de su juventud, es todo un dinosaurio -bebesaurio le dicen-. Si se aplica la teoría de Darwin a lo político, la disyuntiva del PRI es adaptarse o morir.

© Jorge Ikeda 2018