July 10, 2009

Playing chicken

En la teoría de juegos el playing chicken (jugando gallina) es un juego donde se tienen dos jugadores en confrontación y en caso de que uno no ceda, el resultado es catastrófico para ambos jugadores. Un popular juego de postguerra era dos coches corriendo en contrasentido, el que se desviara del camino para evitar el fatal desenlace era una gallina, si ninguno de los dos se desviaba seguramente morirían ambos conductores. En la película Rebelde sin causa corren los coches hacia un precipicio y Buzz quien hace de gallina no puede saltar del automóvil porque la manga de su chamarra de piel se atora con la puerta y termina en tragedia la carrera.

En Morelos el gobernador se quedó a trece votos de salvarse de jugar gallina contra el futuro líder de la bancada priísta y presidente del PRI en Morelos, Guillermo Del Valle. El último corte del PREP de la elección del 5 de julio de 2009 informaba que en 15 de los 18 distritos locales que conforman la entidad había ganado el PRI, por lo que conforme a la legislación del Estado, ningún diputado de representación proporcional podría acceder al Congreso por el PRI. El primero en la lista es Guillermo Del Valle.

De acuerdo con esta nota de La Unión de Morelos, un recuento de las actas demostró que el perredista Miguel Ángel Tovar Martínez será diputado local superando por la mínima diferencia de trece votos al candidato del PRI en su distrito. Con ello se abre la posibilidad de que Guillermo Del Valle entre como diputado plurinominal a la siguiente legislatura.

El líder del PRI se ha comprometido públicamente a realizar un juicio político al gobernador Marco Antonio Adame Castillo. También puede recular y desistir en el intento. El gobernador Adame puede pedir que la Federación lo rescate y lo meta a la administración pública federal como Secretario de Salud, ya que el actual Secretario pretende participar en la contienda por el gobierno de Guanajuato.

La deportiva y nada democrática compra de diputados que el gobierno practica ordinariamente en cada aprobación presupuestal -de 400mil a un millón de pesos por diputado- o extraordinariamente en caso de juicio político -de 2 a 3 millones de pesos por diputado- representa la segunda opción del gobernador del Estado.

Es una carrera contra el tiempo. El líder de la bancada debe materializar sus objetivos antes que el gobierno le compre a sus diputados. El pronóstico es reservado. Hace una semana hubiera apostado a que el PRI desistía. Después de escuchar la participación del gobernador Adame en el programa de radio de Oscar Mario Beteta lloriqueando para que le respeten el puesto, al gobierno sólo le queda una salida decorosa. ¡Suerte en su nuevo encargo señor gobernador! !Lo vamos a extrañar!

Que reconfortante es saber que votamos por el cambio para que nada cambie en este surrealista país.

© Jorge Ikeda 2018