October 20, 2009

Nuevas categorías

El propósito de esta entrada al blog no es provocar escándalo ni revuelo, sino el de expresar libremente un razonamiento que viene del post anterior. Si hay un punto concordante entre la iglesia católica y los hombres homosexuales es la aversión a las mujeres. Un punto discordante lo sería el celibato. Por lo que según la teoría de los conjuntos perfectamente se puede encontrar a los sacerdotes en la intersección de los conjuntos hombres homosexuales que son célibes. Aunque se observa que algunos de dichos homosexuales célibes no lo son tanto y muestran perversas inclinaciones hacia los niños o adolecentes. La paidofilia de estos eclesiáticos hacen extrañar a los sacerdotes de los siglos XIX y anteriores, que hacían de los Conventos auténticos harenes y tenían por costumbre el sexo casual con mujeres piadosas. Aunque en la actualidad se pueden encontrar elementos ejemplares dignos de mención. Tal es el caso del Presidente de Uruguay; Fernando Lugo, que siendo obispo procreó un hijo con Viviana Carrillo y no son pocas las mujeres que ahora reclaman se reconozca la paternidad de Lugo sobre sus hijos. El autor de este blog se permite postular a Fernando Lugo como obispo de los nuevos sacerdotes casados.

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=gPTkRgh6kBg&hl;=es&fs;=1&]

© Jorge Ikeda 2018