August 30, 2011

Contradictorius

La búsqueda de los téminos “transparencia” y “Cuernavaca”en Google da como resultado noticias contradictorias. Por un lado, el sitio “Morelos Merece Ganar” patrocinado por el hermano gemelo del edil dice:

Desde su inicio, el Ayuntamiento de Cuernavaca, mantiene un compromiso ineludible con la transparencia en la información pública, lo que queda plenamente demostrado con la calificación de 9.2 otorgada en la última revisión trimestral por el Instituto Morelense de Información Pública y Estadística, afirmó la contralora municipal, Aracely González Verazaluce ."

Y por el otro, una nota del día 25 de agosto de 2011 del periódico El Sol de Cuernavaca dice:

El Instituto Morelense de Información Pública y Estadística (IMIPE) realizó una evaluación a los 33 municipios desde que inició su gestión a la fecha para conocer el cumplimiento en materia de acceso a la información, dando como resultado que los tres municipios con mayor puntaje son Jantetelco, Yautepec y Mazatepec; en tanto que los más renuentes siguen siendo Cuernavaca y Zacatepec, sin dejar de lado el caso de Jiutepec que cuenta con una controversia constitucional para evitar ser evaluado."

Otra nota del Diario de Morelos del día 21 de marzo de 2011 dice:

Según el Instituto Morelense de Información Pública y Estadística (IMIPE), de las entidades obligadas a proporcionar información gubernamental en el estado, el Ayuntamiento de Cuernavaca es la que encabeza la lista, con el mayor número de recursos de inconformidad por parte de quienes hicieron alguna solicitud y detectaron que la respuesta era incompleta, errónea, o simplemente no fueron atendidos."

Si se le concede el privilegio de la duda al hermano incómodo del edil, para no llamarlo mentiroso, la única explicación admisible sería que el Ayuntamiento de Cuernavaca obtuvo 9,2 de calificación porque todo lo contestó, aunque no haya sido la respuesta solicitada por la ciudadanía.

En el caso que he comentado en este blog, ante una petición concreta sobre el proyecto ejecutivo del segundo piso sobre la avenida Plan de Ayala, el Ayuntamiento de Cuernavaca respondió con un DVD de un bonito comercial televisivo que publicitaba las bondades de la obra.

Ante el recurso de inconformidad, el Ayuntamiento solicitó que se declarara como información reservada una obra pública. ¡Si el Ayuntamiento de Cuernavaca es bien transparente, lo que pasa es que los ciudadanos le tienen mala voluntad!

Después de un año el Ayuntamiento entregó el proyecto no sin antes editar todos los contratos para que no mostraran las cláusulas donde se indicaban las prestaciones económicas.

Ernesto Garzón Valdés, en su aportación a la obra [Re]pensar a Bobbio, critica el paternalismo justificable tan proclive a los populismos pseudodemocráticos que, “lejos de eliminar el peligro de la ‘estupidez popular’, la estimulan al promover la pereza intelectual del ciudadano y reducir su capacidad de crítica política”.

Según Garzón Valdés, el problema de la ‘estupidez popular’ surge por la reducción del control constitucional que estimula la tutela gubernamental. La supuesta complejidad de las decisiones gubernamentales requiere del consejo experto que sólo puede ser evaluado por otros expertos. Por lo que se requeriría de la tutela gubernamental para ayudar al ciudadano a superar su situación de “incompetencia básica”.

El ciudadano, ante el reto de invertir tiempo en conocer la realidad política, se desmotiva y, a decir de Garzón Valdés; “su manipulada mentalidad incrementa su irracionalidad; se “cansa de la democracia” y alimenta su nostalgia de regímenes de tutela sin fisuras”.

Hecha la advertencia, no se espante el ciudadano si en su próxima solicitud de información recibe como respuesta un DVD con los capítulos de alguna popular telenovela. De esta forma se promueve la ‘estupidez popular’ y regresa más pronto el PRI a “Casa Morelos”.

© Jorge Ikeda 2018