January 24, 2012

El dinosaurio que llevamos dentro

No recuerdo dónde leí sobre el dinosaurio que llevamos dentro, pero Michel Focault decía que las palabras traen consigo una serie de reglas. El “tapado” y el “dedazo” contienen las reglas no escritas del sistema. Durante la transición a la democracia ese sistema de reglas permaneció latente, oculto, aparentemente inactivo, reprimido, pero activo. Es el dinosaurio que llevamos dentro. Ayer Javier Lozano Alarcón, exsecretario del trabajo y candidato al Senado, titula “Es Ernesto” su columna del diario El Universal en clara referencia a que Cordero es el “tapado” o favorito del Presidente Calderón. Ayer también vi la entrevista que Roberto Rock hizo a Manuel Clouthier, hijo del Maquío. Clouthier afirma que Josefina Vázquez Mota es la candidata oficial y que Ernesto Cordero tan sólo es un señuelo, para evitar darle el “beso del diablo” a Josefina. Felipe Calderón, conocedor de los panistas, sabe que si Josefina se presenta como “la candidata oficial” los panistas la rechazarían. Y envía a Cordero al sacrificio para salvarla. (¿Dónde he escuchado eso de que él se sacrifico para salvarnos?) Bajo esta perspectiva, Felipe Calderón emularía al maquiavélico expresidente Carlos Salinas de Gortari que con su dedo flamígero señaló a Luis Donaldo Colosio como candidato del PRI a la presidencia de la República y a Ernesto Zedillo como coordinador de la campaña presidencial. El presidente panista de costumbres priístas ha nominado a Josefina Vázquez Mota a la presidencia de la República y a su secretario particular, Roberto Gil Zuarth, como coordinador de campaña. Clouthier nos recuerda que Josefina Vázquez Mota fue la coordinadora de la campaña presidencial de Felipe de Jesús Calderón Hinojosa. Yo no entendía porqué Arne aus den Ruthen decía que el PAN actual es el nuevo PRI, pero él tampoco entendía porqué habían nombrado a Gil Zuarth como coordinador de campaña en lugar de Carlos Medina Plascencia. Gracias a Manuel Clouthier entiendo que el verdadero candidato opositor es Santiago Creel y que, tristemente, va a perder.

© Jorge Ikeda 2018