July 1, 2012

Pretensión de corrección

En la entrada anterior había dicho que Alexy llega a una conclusión distinta a la de San Agustín. En realidad llega a la misma conclusión; porque la pretensión de corrección no es más que una pretensión de justicia. Si en una Constitución, dice Alexy, se estipulara que X es una república soberana, federal e injusta; este artículo sería defectuoso, pero qué tipo de defecto tendría. Alexy descarta una falla técnica, pues si se tratara de una monarquía que respetara a su soberano, el legislador cometería el mismo error con la cláusula de la repúblicana que con la cláusula de la injusticia, aunque la segunda siga siendo absurda. Tampoco se trata de una falla moral, pues si se estableciera la discriminación contra algún grupo racial, desde el punto de vista moral no habría diferencia entre quitar la cláusula de la injusticia que dejarla ahí. La falla convencional parecería la mejor candidata, porque si se dice lo contrario; que X es un Estado justo, aunque suene tautológico, sólo es constitutiva de una praxis de la legislación constitucional. Es decir; que de acuerdo con la praxis sería redundate un artículo así en la Constitución. Alexy encuentra que la falla es conceptual, pues va en contra de las reglas que son constitutivas de los actos lingüisticos.

Con el acto de la sanción de una Constitución está vinculada necesariamente la pretención de corrección que, en este caso, es, sobretodo, una pretención de justicia."

Si un Juez, dice Alexy, condena falsamente a un acusado a prisión perpetua, la afirmación se presta a la intepretación. Puede querer decir que la sentencia contradice el derecho positivo o que responde al derecho positivo, pero éste es injusto. Ahora, si el acusado es condenado, en virtud de una interpretación incorrecta del derecho vigente, el Juez es quien viola el derecho positivo que lo obliga a interpretar correctamente el derecho vigente. También cometería una falla si su intepretación es falsa y la comunicación de su error no violara el derecho positivo. Alexy llega a la conclusión de que este asunto va más allá de una irregularidad social o jurídica.

El juez comete una contradicción performativa y, en este sentido, una falla conceptual. Con una sentencia judicial se formula siempre la pretensión de que el derecho es aplicado correctamente, por menos que esta pretensión pueda ser satisfecha. El contenido de la sentencia contradice la pretensión formulada con la realización del acto institucional de la condena."

Todo esto lleva a Alexy a asegurar que:

En la medida en que esta pretensión tiene implicaciones morales, se pone de manifiesto una conexión conceptualmente necesaria entre derecho y moral."

A pesar de ello, no queda demostrada la tesis de la vinculación, pues “un positivista puede estar de acuerdo con el argumento de la corrección y, sin embargo, insitir en la tesis de la separación.” Y el positivista puede argumentar que la pérdida de la pretensión de corrección no implica la pérdida de la calidad jurídica (lo que se discutía en la entrada anterior) aunque se tengan ambas posibilidades. En la clasificación de Alexy;

Serán clasificantes cuando las normas y sistemas jurídicos que no cumplen con un determinado criterio moral, no sean considerados como normas o sistemas jurídicos. Serán cualificantes cuando a pesar de que las normas y sistemas juridicos no cumplan con un determinado criterio moral sigan siendo consideradas como normas o sistemas jurídicos, aunque deficientes."

En este caso, el criterio moral es la pretensión de corrección y para Alexy; “la tesis de la separación no queda afectada en la medida en que apunte a una conexión clasificante.” Si se considera que la pretensión de corrección es trivial, entonces tenemos una conexión cualificante. “La primera objeción conduce al argumento de la injusticia; la segunda, al argumento de los principios.”

© Jorge Ikeda 2018