December 13, 2012

Bobbio y Ferrajoli

En la conversación que mantienen Juan Ruiz Manero y Luigi Ferrajoli en la obra Dos modelos de constitucionalismo: una conversación, el primero le pregunta al segundo sobre la influencia que recibió de Bobbio. Ruiz Manero califica la concepción ferrajoliana como la más bobbiana, pero el elemento distintivo de la obra de Ferrajoli es lo unitario frente a la obra más fragmentada de Bobbio. Incluso, las teorías de derecho se formulan desde el punto de vista externo para Bobbio, y desde el interno para Ferrajoli (Ruiz Manero lo hace con relación a la teoría del Derecho y el compromiso cívico, pero a mi me parece que funciona igual si se ve desde el esquema de Ross con la regla del ajedrez o de Hart con su ejemplo del semáforo y el marciano). Ferrajoli, en su respuesta, se identifica con esta distinción, pero señala que su concepción de democracia es radicalmente distinta a la de su maestro. Bobbio tiene una concepción formal-procedímental de la democracia, mientras que Ferrajoli dice que su concepción es sustancial:

Al igual que Kelsen, Bobbio sostuvo siempre una concepción puramente formal de la validez de las normas jurídicas, identificada por él con su existencia, dependiente a su vez de requisitos puramente formales -relativos al "quién" y al "cómo" (pero no al qué)- de su producción. Se sigue de ello una concepción asimismo formal y procedímental de la democracia, que Bobbio veía como basada en las "reglas del juego" -la representación popular y el principio de mayoría- que disciplinan asimismo las formas , es decir, el "quién" y el "cómo", pero no el "qué" de las decisiones."

De tal forma que la posición de Bobbio es consecuente con una aproximación avalorativa del Derecho que lo hace, incluso, aproximarse a la ciencia. Esta posición es compartida, según Ferrajoli, por Ricardo Guastini y Paolo Comanducci. El Derecho puede ser criticado, pero sólo desde el exterior, desde una postura moral o política. Y desde el punto de vista interno, sólo puede ser descrito.

Pues bien, he estado convencido siempre de que esta concepción del Derecho, de la democracia, de la ciencia jurídica, y también de la teoría política, es fruto de una singular incompresión del cambio de paradigma del Derecho que ha tenido lugar con la introducción, el siglo pasado, de constituciones rígidas supraordenadas a la completa producción nomodinámica del Derecho."

Pero la concepción sustancial de la democracia que Ferrajoli se adjudica, se la debemos a Bobbio. Para Ferrajoli, la constitucionalización de los derechos fundamentales equivale a la imposición de límites a los poderes políticos de las mayorías. En todo caso, Ferrajoli agrega a los derechos civiles y políticos, los derechos sociales. Si bien Bobbio no los contempla en su concepción, el discípulo establece que la mayoría está obligada a satisfacer.

Con la positivización en las constituciones del "deber no ser" y del "deber ser jurídico" de los contenidos de las leyes, se ha estipulado, en la forma de derechos fundamentales negativos y positivos, lo que he llamado la esfera de lo indecidible; lo que ninguna mayoría puede decidir y lo que ninguna mayoría no puede no decidir."

© Jorge Ikeda 2018