July 15, 2013

Lo que quiso decir...

La primera vez que leí Epistemología jurídica de Luigi Ferrajoli no entendí nada. Tuve que leer otro tanto de autores para medianamente entender lo que Ferrajoli quería decir. Llegué a la conclusión de que Ferrajoli era un autor que estaba a otro nivel.

En la obra Dos modelos de constitucionalismo: una conversación de Luigi Ferrajoli y Juan Ruiz Manero, éste último tampoco entiende lo que Ferrajoli quiere decir al rechazar el objetivismo ético y al mismo tiempo rechazar el relativismo. Así que a Ruiz Manero no le queda de otra que tratar de dilucidar lo que Ferrajoli quiere explicar:

Hay, de todas formas, al menos por mi parte, un problema de comprensión. Y es que no acabo de entender lo que quieres decir cuando, tras rechazar el objetivismo ético, dices no compartir tampoco el relativismo. A mi modo de ver, objetivismo y relativismo son posiciones estrictamente contradictorias, de forma que la negación de una implica la afirmación de otra.

Y aquí lo que anteriormente Ferrajoli trataba de explicar:

El rechazo del cognitivismo y del objetivismo moral, por otro lado, no debilita, ni aun mínimamente, la firmeza con la que defendemos nuestras tesis morales o políticas en materia de justicia, como las tesis sobre la igualdad o sobre la libertad que pones tú como ejemplo, o las tesis sobre la paz o de los derechos sociales. La alternativa al cognitivismo ético, en efecto, no es en absoluto, a mi parecer, el relativismo emotivista, o la idea de que los valores éticos son el fruto de preferencias inmotivadas, ni aún menos el indiferentismo moral: personalmente tiendo a no usar la expresión "relativismo moral", a mi parecer altamente equívoca, sino solo la expresión "anticognitivismo (o anticognitivismo y antiobjetivismo) ético"

El problema de escribir o de explicar como Ferrajoli es que sus escritos se prestan a la interpretación y nunca hay una certeza absoluta de lo que se quiso significar. Lo que entiendo que Ferrajoli quiere refutar, es la posición de Ruiz Manero en cuanto dice que deben esgrimir sus tesis morales como si fueran verdaderas. A lo que Ferrajoli responde:

Invertiré, por ello, la crítica dirigida por ti al anticognitivismo: si presentásemos nuestras tesis morales como verdaderas en oposición a quien sostiene tesis distintas, "nos comunicaríamos mutuamente nuestras verdades unos a otros y tras ello nos despediríamos cortésmente"; no habría materia de discusión.

“Nos decimos nuestras verdades y se acabó”, como se dice en México. Entiendo que Ferrajoli justifica su posición sobre la base de que los principios normativos, como las tesis éticas contenidas en normas de Derecho positivo, no puede inferirse nada sobre su validez moral, estarían en todo caso basadas en principios que son justificables, argumentales o discutibles. Pero luego Ferrajoli argumenta que se pueden falsear en términos de la “verdad jurídica”:

Pero sí puede inferirse inductivamente, en el plano de la verdad jurídica, lo que entendemos, en base a su interpretación, que tales principios expresan.

Y hasta parece una salida falsa esta argumentación de la “verdad jurídica”, pues como se sabe, la “verdad jurídica” es distinta, por ejemplo, a la verdad histórica o a la verdad de los hechos. Pero lo que Ferrajoli define como “verdad jurídica” se refiere, específicamente, a la correspondencia entre lo que dice la norma y a la interpretación de la misma norma.

Pero la verdad, en este caso, no consiste en la verdad de las normas ni tampoco en la verdad de las tesis éticas expresadas por ellas, sino en la "verdad" que también yo admito, de las proposiciones normativas que interpretan tales normas.

En otro momento, Ruiz Manero criticaba una tesis de Bobbio, que además atribuía a Ferrajoli, sobre su concepción de que la verdad en el derecho equivalía a correspondencia. Si tal artículo de tal ley dice aquello, puede ser verificable y ser considerado verdadero o falso. Aquí Ferrajoli diría que la verdad jurídica se da, si la interpretación de la norma corresponde a lo que dice la norma, o es lo que entiendo.

Lo que me parece que dificulta la comprensión de lo que Ferrajoli quiere significar es el uso de conceptos, que no explica pero que presupone que cualquiera entiende, como “metaética de tipo cognitivista”

Es prueba de ello que ninguna metaética de tipo cognitivista , como he sostenido en el ensayo sobre constitucionalismo citado por ti, es capaz de refutar en su terreno las tesis éticas sostenidas por una ética cognitivista distinta: como, por ejemplo, las tesis éticas de la Iglesia Católica y la consiguiente pretensión de la misma Iglesia de imponerlas a todos como verdaderas, mediante su transformación en normas jurídicas.

En su turno, Ruiz Manero explica que, las tesis éticas de la Iglesia Católica caen en la posición del absolutismo, que también es opuesto al relativismo, y supongo que es a lo que se refiere Ferrajoli cuando habla de las distintas metaéticas de tipo cognitivista. Y sigue Ferrajoli:

Y esto precisamente porque las tesis éticas sostenidas por metaéticas cognitivistas distintas se presentan todas como verdades, no demostrables ni refutables, en vez de hacerlo como principios normativos, argumentables como justos, sobre la base de juicios de valor.

Concluyo, usando la terminología complicada de Ferrajoli, que también habría una verdad jurídica si mi interpretación de Ferrajoli coincide con lo que él quiso decir. Entiendo y apoyo la posición de Ferrajoli, aunque me parece que pudo haberlo explicado de otra forma. Y como dijo Einstein; “La mayoría de las ideas fundamentales de la ciencia son esencialmente sencillas y, por regla general pueden ser expresadas en un lenguaje comprensible para todos.”

© Jorge Ikeda 2018