September 26, 2013

Permiso fuerte, permiso débil.

En la obra Lógica, derecho, derechos de Tecla Mazzarese se explica la distinción entre permisión fuerte y permisión débil. La autora dice que la distinción propuesta por Von Wright ha sido objeto tanto de críticas constructivas como de críticas radicales que han decretado su inutilidad. La distinción surge, asegura Mazzarese, del análisis entre la negación fuerte y la débil, pues la negación tiene esas dos vertientes, por ejemplo; el caballo no es blanco y el caballo es no-blanco. Traducido en términos de la prohibición, no es lo mismo ‘no prohibido fumar’ que ‘prohibido no fumar’. De ahí, lógicamente Von Wright infiere que sucede lo mismo con la permisión. Además, la categoría de la permisión surge de la prohibición, una ausencia de prohibición se traduce en un permiso y viceversa, la prohibición en un no permiso. El mismo Von Wright reconoció que esta categoría de la norma puede ser desafiada y que la mera ausencia de una prohibición no significa permisión ni tampoco la ausencia de permisión significa prohibición. Alf Ross contribuyó al debate, según Mazzarese, al negar la pertenencia de la permisión a la misma categoría de las normas que prohíben o permiten cierta conducta. Von Wright ya había previsto incluir la permisión en una categoría aparte. Mazzarese argumenta:

La crítica de Ross da en el blanco: no es suficiente excluir del vocabulario de un cálculo de lógica deóntica la interdefinibilidad de los operadores deónticos y asumir como independiente el carácter normativo de la permisión cuando, en el cálculo, la interdefinibilidad de los operadores puede todavía derivarse como tesis a partir de los axiomas y de las reglas de deducción.

La síntesis proviene de los autores Carlos E. Alchourrón y Eugenio Bulygin, quienes aseguran que la distinción entre permiso fuerte y débil no es una distinción entre caracteres de normas, sino caracteres de acciones calificadas por normas; “es decir, que es una distinción no referida a normas, sino a proposiciones descriptivas de normas.”

En su uso prescriptivo permitido y prohibido son interdefinibles; en su uso descriptivo, en cambio, sostienen Alchourrón y Bulygin, permitido y prohibido no son interdefinibles porque no están ni en relación de contradicción ni en relación de contrariedad.

© Jorge Ikeda 2018