April 7, 2014

Alegórica o analógicamente

Según el Diccionario de la lengua española, lo alegórico es lo perteneciente o relativo a la alegoría. La alegoría significa: “Ficción en virtud de la cual algo representa o significa otra cosa diferente.” En esta entrada al blog se ejemplificaba la alegoría con el Neptuno Alegórico de Sor Juana Inés de la Cruz. Y el mismo diccionario define lo analógico como perteneciente o relativo a la analogía. Y por analogía se entiende: “Relación de semejanza entre cosas distintas.” En ésta otra entrada al blog, Beuchot se apoyaba en Peirce para explicar la naturaleza análoga o icónica del hombre. En la obra El nombre de la rosa de Umberto Eco, cuando Adso le cuenta a Guillermo su sueño, éste le responde que no es más que la Coena Cypriani o, como lo explica la Wikipedia, la Cena de Cipriano ofrecida por Joel, un rey de Oriente. Se trata de un banquete nupcial en Caná al que concurren una serie de personajes bíblicos como Eva, Caín, Abel, Abraham, Moisés, la Virgen María y hasta el mismo Jesucristo.

-Mi sueño, pero yo no -dije con tono virtuoso-. ¡Pero entonces los sueños no son mensajes divinos, sino delirios diabólicos, y no encierran ninguna verdad! -No lo sé, Adso -dijo Guillermo-.Son ya tantas las verdades que poseemos que si algún día alguien llegase diciendo que es capaz de extraer una verdad de nuestros sueños, ese día sí que estarían próximos los tiempos del Anticristo. Sin embargo, cuanto más pienso en tu sueño, más revelador me parece. Quizás no para ti, sino para mí. Perdona que me apodere de tu sueño para desarrollar mi hipótesis. Sé que es una vileza, y que no debería hacerlo... Pero creo que tu alma dormida ha logrado comprender más de lo que he comprendido yo en seis días, y despierto... -¿En serio? - En serio. O quizás no. Tu sueño me parece revelador porque coincide con una de mis hipótesis. Me has ayudado mucho. Gracias. - ¿Qué había en el sueño que tanto os interesa? ¡Carecía de sentido como todos los sueños! - Tenía un sentido distinto, como todos los sueños, y visiones. Hay que leerlo alegórica o anagógicamente (sic). -¿Como las escrituras? - Un sueño es una escritura, y hay muchas escrituras que sólo son sueños.

© Jorge Ikeda 2018