April 11, 2014

Ataques

https://www.flickr.com/photos/68420805@N07/13787091355/player/b486c45a94 Los ataques en contra del derecho a la libre expresión de este humilde bloguero han continuado con una nueva variante. Como podrán ver en la imagen superior, los datos del parámetro “user” han sido sustituidos por la información de mi cuenta de Twitter con el supuesto propósito de bloquear a @jorgeikeda cuando en realidad se busca bloquear a @bailaenmivida Por lo menos hay que reconocer el ingenio de la Dirección General de Redes Sociales dependiente de la Secretaría de (des)Información y (mal)Comunicación del Estado de Morelos, de donde provienen todos los ataques en mi contra.

"Como dicen aquellos versos de Goethe: El perro quisiera acompañarnos desde el establo; el eco de sus ladridos demuestra que cabalgamos." Schopenhauer

Por otra parte debo agradecer a Amnistía Internacional por haber incluido mi caso en su base de datos y quedamos en espera de lo que se decida en sus cuarteles generales. Amnistía Internacional ha recomendado acudir a los mecanismos de protección contemplados en la Ley para la protección de personas defensoras de derechos humanos y periodistas, por lo que en los próximos días acudiré a la Secretaría de Gobernación a solicitar la protección para defenderme de los delincuentes que el gobernador del Estado de Morelos tiene por empleados. En el Informe especial sobre la libertad de expresión en México 2010, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos reconoce los avances que ha tenido el país en la materia, pero no deja de señalar que:

La Relatoría está consciente de que el problema de la violencia en México afecta a todos los sectores de la población. Sin embargo, observa que las agresiones contra periodistas y comunicadores tienen efectos multiplicadores que impactan a los demás periodistas y comunicadores, genera zozobra y autocensura, priva a la sociedad en general de su derecho a estar informada y desalienta la denuncia, todo lo cual incrementa la impunidad. Por ello, saluda la adopción, en noviembre de 2010, del Convenio de Coordinación para la Implementación de Acciones de Prevención y Protección a Periodistas, el cual representa el primer paso para la creación de un mecanismo nacional de protección de periodistas y comunicadores.

Y aunque la Comisión reconoce la creación de la Fiscalía Especial para la Atención de los Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión, y la citada Ley, queda aún mucho por hacer:

 Reconocer, desde las más altas esferas del Estado, la legitimidad y el valor de la labor periodística, y condenar las agresiones cometidas como represalia al ejercicio de la libertad de expresión.  Recopilar estadísticas criminalísticas detalladas y desagregadas sobre la violencia contra periodistas y la persecución penal de estos crímenes.  Fortalecer a la Fiscalía Especial para la Atención a Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión de la Procuraduría General de la República y a los órganos locales de procuración y administración de justicia. Especialmente, se recomienda adoptar las reformas necesarias para permitir el ejercicio de la jurisdicción federal sobre los delitos contra la libertad de expresión, y garantizar que las posibles violaciones de este derecho sean siempre investigadas por la jurisdicción penal ordinaria.  Dotar a la Fiscalía Especial y a las procuradurías locales de mayor autonomía y mayores recursos, así como adoptar protocolos especiales de investigación para crímenes cometidos contra periodistas, en virtud de los cuales la hipótesis según la cual el crimen habría sido cometido con motivo de su actividad profesional sea necesariamente agotada.  Fortalecer la capacidad de acción de los organismos públicos de derechos humanos, mediante, entre otros, la aprobación de la propuesta de reforma constitucional en derechos humanos actualmente pendiente.  Implementar el Convenio de Coordinación para la Implementación de Acciones de Prevención y Protección a Periodistas como mecanismo nacional de protección de periodistas y comunicadores. La aplicación del Convenio debe tener en cuenta: 1) la necesidad de asegurar los recursos financieros y personales necesarios para la implementación adecuada del mecanismo; 2) la necesidad de asegurar una efectiva coordinación entre las entidades responsables de la implementación de medidas de prevención y protección; 3) la necesidad de definir adecuadamente las medidas de protección contempladas por el mecanismo y el procedimiento para su adopción; 4) la necesidad de garantizar la plena participación de los periodistas, la sociedad civil y los beneficiarios en la implementación y funcionamiento del mecanismo; y 5) la conveniencia de buscar el apoyo de la comunidad internacional para el funcionamiento del mecanismo.  Capacitar en materia de libertad de expresión a la fuerza pública.

© Jorge Ikeda 2018