January 12, 2015

El voto de castigo

Una búsqueda en Google del concepto “voto de castigo” da como resultado dos sitios de Internet que tienen más o menos el mismo contenido. La Wikipedia dice:

El voto castigo, en el marco de unas elecciones democráticas, es el voto que se le niega al partido político apoyado con anterioridad, con el fin, de castigarlo por su mala gestión o desacuerdo con alguna de las políticas llevadas a cabo durante el mandato de ese partido.

Y la enciclopedia virtual eumed.net dice:

VOTO CASTIGO: El voto es en general una afirmación positiva de la voluntad individual, un pronunciamiento a favor de algo o de alguien. El voto castigo es negar el apoyo electoral a quien se apoyó antes, para castigarlo por el descontento que ha producido su gestión, tratando de impedirle el acceso a una nueva representación política. Puede manifestarse como voto en blanco (que también expresa una disconformidad general con el sistema) o votando al adversario.

Pero el voto en blanco no es un voto de castigo, como lo promueve Javier Sicilia. El voto en blanco es un voto nulo que no le sirve a nadie. El artículo 15 de la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales establece:

Se entiende por votación total emitida, la suma de todos los votos depositados en las urnas. Para los efectos de la aplicación de la fracción II del artículo 54 de la Constitución, se entiende por votación válida emitida la que resulte de deducir de la suma de todos los votos depositados en las urnas, los votos nulos y los correspondientes a los candidatos no registrados.

La votación válida emitida es igual a la suma de todos los votos depositados en las urnas menos los votos nulos y los correspondientes a candidatos no registrados. En el texto Ideas falsas, su autor; Alejandro Rozitchner, expresa:

La abstención del voto no es un “mensaje” a los políticos, esa interpretación es querer presentar como acción lo que en realidad es pasividad, darle carácter de participación a lo que no lo es.

Y de la pasividad de los ciudadanos, sólo se beneficia el gobierno en turno que la interpreta como conformidad. El que calla, otorga. Por esa razón, en este artículo del diario El Economista, el consejero presidente del INE, Lorenzo Córdova, se pronuncia a favor del voto de castigo.

El presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova, aseveró que sólo con su voto los ciudadanos pueden castigar a los gobiernos y partidos, y expresar su inconformidad por la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

En el caso de Morelos, la Coordinadora Morelense de Movimientos Ciudadanos llama a los ciudadanos a votar por los candidatos que se comprometan con la causa del juicio político en contra del gobernador del Estado. A votar por los candidatos ajenos al partido en el gobierno.

© Jorge Ikeda 2018