November 12, 2015

Don Eligio Segura

Estoy seguro de que el padre de don Eligio Segura no nació en este país, sino en otro llamado el reino de la Nueva España. Don Eligio contrajo nupcias con doña María de Altagracia Román y juntos procrearon a tres hijas.

El 22 de mayo de 1853, día de Santa Rita de Casia, nació Rita Segura. Erróneamente pensaba que todas las santas de la iglesia católica eran inmaculadas, no fue el caso de esta Santa. Rita de Casia quería ser monja, pero a los 14 años sus padres la casaron con un señor llamado Paolo Mancini. Dicen que su esposo le causó muchos sufrimientos, pero ella los compensó con bondad (y mucha oración). Tuvieron unos mellizos; Jacobo y Paolo. Un buen día el marido, que tenía muchos enemigos, fue emboscado y asesinado. La viuda quiso entonces entrar al convento, pero no fue aceptada porque sólo aceptaban vírgenes. Dice la historia, no sin crueldad, que doña Rita suplicó ardientemente por la muerte de sus hijos, pues temía que vengaran la muerte del padre y eso era pecado capital; sus almas penarían eternamente. Así que cuando Dios la escuchó y se llevó a sus hijos de muerte natural, ella pudo entrar al convento y realizarse como monja. Santa Rita de Casia podría ser, sin problemas, una representante de la modernidad.

Un mes y dos días después del alumbramiento, Rita fue bautizada en la iglesia de San Francisco de Asis en Coatepec Costales, Guerrero, México. Su nombre de pila era Juana María Rita Eligio Segura; Juana por capricho, María por la mamá, Rita por el día y no sé si Eligio por el papá o siguiendo una vieja costumbre le pusieron el nombre del papá como apellido.

El 6 de enero de 1856, el día de los Reyes Magos, don Eligio y doña María bautizaron a Macaria Guadalupe de los Reyes Segura en la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción en Teloloapan, Guerrero, México.

El 4 de julio de 1858 fue bautizada Maria de los Remedios Segura, en la misma iglesia de Nuestra Señora de la Asunción en Telolopan, Guerrero. Entre 1858 y 1864 tuvo que haber muerto doña Maria de Altagracia Román. Y después de guardar el luto respectivo,  don Eligio tal vez quiso intentar tener un hijo varón y el 29 de junio de 1865 bautizó a Maria Petra Francisca Segura, con la señora María Macaria.

Por lo anterior, doña Rita Segura queda libre de toda sospecha de haber venido con el enemigo invasor y de llamarse Rita Fuxi en lugar del bonito nombre de Juana María Rita Elogio Segura. El que no ha quedado libre de sospecha es su marido; don Casimiro Rodríguez. Se rumora que don Casimiro compró el apellido para ocultar su verdadera identidad de invasor. No he encontrado registros con su nombre. Doña Rita Segura fue mi tatarabuela.

[caption id=“attachment_6098” align=“alignnone” width=“200”]Don Casimiro y doña Rita con mi abuelo Moisés Rodríguez Don Casimiro y doña Rita con mi abuelo Moisés Rodríguez[/caption]

© Jorge Ikeda 2018