December 16, 2015

Persona no humana

En la obra La historia no ha terminado: Ética, política, laicidad, Claudio Magris hace una recopilación de sus artículos publicados principalmente en Corriere della Sera. En el artículo “¿Más allá del hombre?”, el autor hace la siguiente reflexión:

Como en las ocurrencias de la ciencia ficción, la ingeniería genética podría crear el día de mañana seres vivos intermedios entre el hombre y otras especies, criaturas que no sabríamos cómo considerar y con las que no sabríamos cómo comportarnos. Sabemos que hay que tratar a los gatos con benevolencia y afecto, pero no se nos ocurre darles el derecho al voto, porque nuestra civilización -nuestra moral, nuestra esencia- se funda en la distinción radical entre el hombre y los animales o los demás animales, los demás seres vivos.

Si la especie sobrevive al calentamiento global, se podrán crear no sólo hombres-animales, sino hombres-máquina u hombres-máquina-animales. También podría darse el caso de que los avances en la inteligencia artificial logren crear una máquina con conciencia de sí misma y, por ende, al tener una personalidad, caer en la hipótesis de la persona no humana.

El criterio que se utilice en el futuro para distinguir a una persona humana de una no humana no se puede discernir, pero  actualmente se puede comenzar la discusión sobre los derechos de las personas no humanas.

De acuerdo con esta nota de Upsocl.com, la Corte argentina reconoció que una orangután cautiva en el Zoológico de Buenos Aires era una persona no humana y por lo tanto se le debería otorgar la libertad.

La  Asociación Americana para el Avance de la Ciencia (AAAS) reclamó que los delfines y ballenas sean tratados como personas no humanas. Los expertos consideraron que estos cetáceos son suficientemente inteligentes como para recibir las mismas consideraciones éticas que los seres humanos.

Se llegó al extremo de declarar, en Valle de Bravo, México, a los perros y a los gatos como personas no humanas (nota del diario Zócalo Saltillo).

Según la enciclopedia en línea Wikipedia, estos derechos se conceden a ciertas especies de animales que demuestren poseer elevadas capacidades cognitivas y una mayor inteligencia. Aunque estos derechos han sido elaborados pensando en  los grandes simios, me parece que en un futuro cada vez más cercano tendrán que ampliarse para tomar en cuenta a todos los que se encuentren en el supuesto de no poder ser  considerados como personas humanas.

Si la memoria no me falla, en el primer caso de defensa de los derechos de una niña en Nueva York, se aplicó la legislación que protegía a los animales, pues no existían los derechos de los niños.

¿Se aplicarán los derechos de las personas no humanas a las categorías mencionadas anteriormente?

© Jorge Ikeda 2018