December 18, 2015

Nulla poena sine lege

Cuando leí la nota me morí de risa. La nota de MVS Noticias se titula “Francisco Moreno: actuaremos contra campaña de desprestigio de Morelos; el estado está mal con Graco: Gerardo Becerra” y en uno de los párrafos dice:

Comentó que para el juicio político contra el gobernador, se están documentando todas las evidencias, sin embargo dijo que se presentarán denuncias de hechos contra quien resulte responsable por especulación y calumnias.

¿Cuáles son los delitos de especulación y calumnias? En honor a la verdad, escuché la entrevista que Alejandro Cacho hizo al famoso diputado por aquello de que “no hay mujer bonita que no llegue a ser meretriz”, y él literalmente dijo que presentaría una denuncia de hechos por el delito de difamación y calumnias.

Hay un principio de derecho que establece: “Nullum crimen, nulla poena sine praevia lege” y en otras palabras, quiere decir que para que una conducta sea considerada como delito, debe estar establecida como tal en la Ley.

Si nos remitimos al Código Penal para el Estado de Morelos, nos daremos cuenta que los artículos 163, 164, 165 y 166 sobre la difamación, así como los artículos 167 y 168 sobre la calumnia, han sido todos derogados.

Precisamente fueron derogados para evitar que políticos como Francisco Moreno Merino anduvieran espantando con el petate del muerto a los escritores y periodistas. Amenazar con una denuncia de hechos por difamación y calumnia al periodista Alejandro Cacho no es más que un resabio del pasado, del viejo PRI autoritario que se niega a morir.

El diputado Francisco Moreno Merino, sin tener ninguna prueba a su alcance, se atreve a afirmar que los comentarios sobre Morelos en la radio tienen como origen un diferendo económico. El novel vocero del gobernador hizo eco de una supuesta extorsión por 5 millones de pesos que, presuntamente, le exigió el medio de comunicación al gobierno. Si fuera así, los funcionarios públicos están obligados a presentar una denuncia de hechos sobre los delitos que tengan conocimiento. En ninguna parte de la Ley se establece que primero se ventilarán en las redes sociales, como lo hizo el gobierno, sino todo lo contrario, los funcionarios públicos tienen un deber de silencio para no entorpecer la investigación.

Si el gobierno se conduce con mentiras, cómo es posible que el diputado Moreno crea a pie juntillas que lo dicho por Graco sea la verdad absoluta.  Me extraña la actitud complaciente del diputado, no pareciera que pertenece a otro instituto político distinto al del gobernador sino que hizo suya la versión de su patrono. Al diputado Moreno se le olvida que fue elegido por los morelenses a quienes por lo menos debería escuchar, y no entregarse cual meretriz a los brazos de Graco. Al que a dos amos sirve, con uno queda mal.

© Jorge Ikeda 2018