March 16, 2016

Sociedad por Acciones Simplificada

El 14 de marzo de 2016 se publicó en el Diario Oficial de la Federación el decreto  por el que se reforman y adicionan diversas disposiciones de la Ley General de Sociedades Mercantiles. Se adicionó la fracción VII al artículo 1 para contemplar las Sociedades por Acciones Simplificadas (en adelante SAS). También se establece en el artículo 5 que la SAS se constituirá a través del procedimiento establecido en el Capítulo XIV de esta Ley.

En el capítulo XIV, el  artículo 260 se establece que la SAS es aquella que se constituye con una o más personas físicas que solamente están obligadas al pago de sus aportaciones representadas en acciones. Y estipula una restricción que prohíbe a quienes tienen el control de otra sociedad mercantil formar parte de una SAS: “En ningún caso las personas físicas podrán ser simultáneamente accionistas de otro tipo de sociedad mercantil a que se refieren las fracciones I a VII, del artículo 1o. de esta Ley, si su participación en dichas sociedades mercantiles les permite tener el control de la sociedad o de su administración, en términos del artículo 2, fracción III de la Ley del Mercado de Valores.”

Las SAS sólo podrán tener ingresos hasta por 5 millones de pesos anuales, en caso de rebasar esa cifra, deberán transformarse en otro tipo de sociedad. El artículo 262 establece el procedimiento para constituir una SAS:

I. Que haya uno o más accionistas; II. Que el o los accionistas externen su consentimiento para constituir una sociedad por acciones simplificada bajo los estatutos sociales que la Secretaría de Economía ponga a disposición mediante el sistema electrónico de constitución; III.Que alguno de los accionistas cuente con la autorización para el uso de denominación emitida por la Secretaría de Economía, y IV.Que todos los accionistas cuenten con certificado de firma electrónica avanzada vigente reconocido en las reglas generales que emita la Secretaría de Economía conforme a lo dispuesto en el artículo 263 de esta Ley.

Lo más atractivo lo establece el último párrafo de este artículo: “En ningún caso se exigirá el requisito de escritura pública, póliza o cualquier otra formalidad adicional, para la constitución de la sociedad por acciones simplificada.”

Es decir que la mayor parte de los trámites para constituir una SAS son gratuitos.

Artículo 263.­ Para efectos de lo dispuesto en el artículo 262 de esta Ley, el sistema electrónico de constitución estará a cargo de la Secretaría de Economía y se llevará por medios digitales mediante el programa informático establecido para tal efecto, cuyo funcionamiento y operación se regirá por las reglas generales que para tal efecto emita la propia Secretaría. El procedimiento de constitución se llevará a cabo de acuerdo con las siguientes bases: I. Se abrirá un folio por cada constitución; II.El o los accionistas seleccionarán las cláusulas de los estatutos sociales que ponga a disposición la Secretaría de Economía a través del sistema; III.Se generará un contrato social de la constitución de la sociedad por acciones simplificada firmado electrónicamente por todos los accionistas, usando el certificado de firma electrónica vigente a que se refiere la fracción IV del artículo 262 de esta Ley, que se entregará de manera digital; IV.La Secretaría de Economía verificará que el contrato social de la constitución de la sociedad cumpla con lo dispuesto en el artículo 264 de esta Ley, y de ser procedente lo enviará electrónicamente para su inscripción en el Registro Público de Comercio; V.El sistema generará de manera digital la boleta de inscripción de la sociedad por acciones simplificada en el Registro Público de Comercio; VI.La utilización de fedatarios públicos es optativa; VII.La existencia de la sociedad por acciones simplificada se probará con el contrato social de la constitución de la sociedad y la boleta de inscripción en el Registro Público de Comercio; VIII. Los accionistas que soliciten la constitución de una sociedad por acciones simplificada serán responsables de la existencia y veracidad de la información proporcionada en el sistema. De lo contrario responden por los daños y perjuicios que se pudieran originar, sin perjuicio de las sanciones administrativas o penales a que hubiere lugar, y IX. Las demás que se establezcan en las reglas del sistema electrónico de constitución.

Este tipo de sociedades evitará que las nuevas empresas dilapiden su escaso capital social en los gastos para su constitución. De acuerdo con el único artículo transitorio, el decreto entrará en vigor a los seis meses contados a partir del día siguiente de su publicación en el Diario Oficial de la Federación.

© Jorge Ikeda 2018