April 3, 2018

La tribu bajo ataque

El 20 de septiembre de 2013, en una videoconferencia escuché a Antonio Diez Quesada decir: “ITAMitas, somos los únicos que nos autonombramos como tribús.” Una tribu es un grupo social cuyos integrantes comparten un mismo origen, así como ciertas costumbres y tradiciones. No creo que la costumbre de jugar dominó en la cafetería se conserve, pero seguramente habrá otras características que nos identifiquen como miembros de la tribu.
Vanessa Rubio, la coordinadora de la Oficina del Candidato a la Presidencia de México José Antonio Meade, ha vuelto a meter el dedo a la llaga al tuitear un video del 2016 en el que Andrés Manuel López Obrador define a los itamitas como “malos técnicos” y “corruptos”.
Para el candidato de MORENA, los itamitas somos responsables de la tragedia nacional y de la caída de la economía. “Hay rarísimas excepciones, Adrián es una de ellas” aseveró. No se sabe a qué Adrián se refería, pero el hecho de que Andrés Manuel mencione las rarísimas excepciones, confirman la regla. “Pero, por lo general son malos técnicos que se creen científicos. Lo más lamentable y reprobable, son corruptos” pontificó el ahora candidato. Previo a este video, Andrés Manuel había tuiteado que “Meade, como Videgaray, es egresado del ITAM, la escuela de tecnócratas neoporfiristas que han dañado la economía de la gente y a la nación.”
“Generalizar es ser idiota, particularizar es la única distinción del mérito” dijo William Blake, el mayor artista que Gran Bretaña haya producido según el diario The Guardian. Generalizar es un error de la mente para simplificar lo abstracto y que ya sabes quién pueda manejar lo que no entiende. No recuerdo haber visto las materias de corrupción I, II y III en los planes de estudio del ITAM, por lo que no se puede aseverar que ser corrupto sea una de las características de la tribu. El ser buen o mal técnico dependerá de las habilidades y capacidades de cada egresado de la institución, por lo que tampoco se podría asegurar que sólo son buenos técnicos aquellos itamitas que se incorporaron a su partido, como Mario Delgado Carrilo o Vidal Llerenas Morales, pues la habilidad y destreza no dependen de la afiliación a un instituto político.
Por lo demás, sorprende que una persona que se tardó 15 años (1973-1987) en completar la licenciatura en Ciencias Políticas y Administración Pública y con un promedio de 7.72 tenga los conocimientos en economía para distinguir entre un buen y mal técnico, los conocimientos en ingeniería de petróleo para afirmar que es tan sencillo como cavar un pozo de agua y los conocimientos en psicología para asegurar que basta con que el Presidente deje de robar para que toda la administración pública, en su conjunto, deje de robar.

© Jorge Ikeda 2018