October 30, 2018

El error de octubre

Andrés Manuel López Obrador (AMLO), presidente electo de México, canceló el proyecto del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM). A pesar de que Citibanamex publicara un informe titulado “Nuevo Aeropuerto en CDMX: en vísperas del error de octubre” en el que advertía de los efectos que en el corto y el mediano tendría la cancelación del proyecto; pérdida del capital invertido (120 mil millones de pesos) y pérdida de confianza en la nueva administración que “tomará decisiones públicas de forma discrecional y populista”.

Ante todo esto, AMLO criticó las presiones de los agentes financieros y dijo:

“Imagínense al Estado mexicano supeditado a mercados financieros. ¿Quién manda? ¿No es el pueblo? ¿No son los ciudadanos? Ese es el cambio. Se acabó el predominio de una minoría y la vinculación de poder económico y poder político”.

De acuerdo con esta nota de AnimalPolítico.com, el peso se depreció 56 centavos alcanzando los $20.36 pesos por dólar, la bolsa se cayó 4.20 por ciento, la mayor caída desde que se diera a conocer la victoria de Donald Trump a la presidencia de los EEUU. Esta nota de EconomíaHoy.com reporta que los bonos del NAIM fueron rebajados a grado especulativo por la agencia calificadora Moody´s. Esta otra nota de LaRazón.com.mx informa que la calificadora Morgan Stanley bajó la recomendación de inversión para México.

En derecho se dice que una persona actúa con dolo cuando conoce y quiere las consecuencias de derecho. AMLO actuó con dolo porque sabía lo que iba a pasar si cancelaba el proyecto del nuevo aeropuerto, tan lo sabía que criticó las presiones de los agentes financieros, conocía las consecuencias y, a pesar de las advertencias, canceló el proyecto.

Carlo M. Cipolla, en su ensayo sobre la estupidez contenido en la obra Allegro Ma Non Troppo, dice: “Una persona estúpida es una persona que causa un daño a otra persona o grupo de personas sin obtener, al mismo tiempo, un provecho para sí, o incluso obteniendo un perjuicio”.

Una persona que se causa un daño, pero causa un beneficio a los demás es incauta. Una persona que con su actuar se beneficia y beneficia a los demás es inteligente. Las personas no son coherentes porque a veces actúan inteligentemente y otras de manera incauta. Los estúpidos son los únicos coherentes porque siempre actúan estúpidamente.

Se podría pensar que AMLO es una persona malvada, que con sus actos consigue un beneficio al tiempo que causa un daño a los demás. Pero el único beneficio que podría tener es que le provoque placer causar un daño a los demás. Sin embargo, Cipolla habla de beneficios cuantificables y no se puede medir el placer que le causa a AMLO destruir al país. También se podría pensar que la medida le retribuye algún beneficio político; si una administración entrega buenos resultados su apoyo crecería, por el contrario, si entrega malos resultados su apoyo disminuiría. Desde el punto de vista lógico, la medida no tiene pies ni cabeza. A menos, claro, que busque el apoyo de sus fanáticos con medidas locas y descabelladas.

Con base en lo anterior, sólo se puede concluir que AMLO es estúpido. Hay que otorgarle el beneficio de la duda a sus hordas de fanáticos que creen que su líder es infalible.

© Jorge Ikeda 2018