November 29, 2018

La persona más inteligente

Mario Vargas Llosa en su obra Historia de un deicidio cuenta que Gabriel García Márquez cantaba de niño una canción sobre Mambrú que se fue a la guerra. Cuando le preguntó a la abuela quién era ese tal Mambrú, la abuela que no tenía la menor idea le dijo que era uno que se había ido a la guerra con su abuelo. Cuando García Márquez se dio cuenta que no era otro más que el Duque de Malborough, prefirió la versión de la abuela.
A mi me habían dicho que la doctora Moreno tenía siete doctorados, desde teología hasta química. Que en alguna ocasión le había dicho a un Arzobispo u Obispo que no rebuznaba porque no daba el tono.
Después de buscar información en internet, descubrí que la doctora María de los Ángeles Moreno Enríquez no tenía siete sino tres doctorados. La conocí cuando mi profesor de Historia de las Relaciones Internacionales, Raúl Figueroa, nos llevó a una plática sobre historia del arte en su casa por los rumbos de la colonia San Rafael.
De acuerdo con un perfil elaborado por Guadalupe Avilés Moreno, la doctora Moreno estudió en la Escuela Nacional de Ciencias Químicas. En México obtuvo doctorados en Letras e Historia. En la Universidad de Carolina del Norte estudió una Maestría en Artes (Literatura y Antropología) y en la Universidad de Columbia realizó un doctorado en Historia del Arte. Y en Francia obtuvo la certificación agrégés para convertirse en profesor de liceos o universidades.
El perfil indica que la doctora Moreno se encontraba jubilada desde 1985 e impartía conferencias y charlas informales en su casa sobre historia, arquitectura, literatura o arte.
Antes de conocer a la doctora Moreno, Bustos-sensei era la persona con más doctorados que conocía. Nazario Bustos García me dio clases de japonés en 1989 y tenía dos doctorados, uno en psiquiatría y otro en educación, por la Universidad de Tsukuba, en Japón.
En el ITAM, José Francisco Fernández Santillán tenía dos doctorados; uno en historia de las ideas políticas, por la Universidad de Turín, y otro en Ciencia Política por la UNAM.

© Jorge Ikeda 2019