July 27, 2020

Artic World Archive

1929414_71543459517_3785718_n

Quien haya visitado el Panteón de Agripa en Roma, Italia se habrá dado cuenta que los romanos construyeron una cúpula de concreto. Después se perdió el conocimiento sobre cómo hacer concreto y los hombres volvieron a construir sus casas con madera, hasta que se redescubrió el concreto.
Para evitar una pérdida catastrófica del software de código abierto (open source, GitHub y otras organizaciones decidieron almacenar en una bóveda en el Ártico todo el código abierto disponible en sus repositorios. La tecnología utilizada está diseñada para durar miles de años.
De acuerdo con la enciclopedia en línea Wikipedia, el Archivo del Mundo en el Ártico está situado en Svalbard, Noruega, y es operado por la empresa de almacenamiento de datos Piql y la minera de propiedad estatal Store Norske Spitsbergen Kulkompani. Inició operaciones el 27 de marzo de 2017.
La instalación se ubica en una mina de carbón abandonada aproximadamente a 150 metros de profundidad, en una montaña de la isla de Spitsbergen. Debido al permafrost, aún si la electricidad fallara, la temperatura dentro de la mina permanecería por debajo del punto de congelamiento, supongo que del agua, y protegería los contenidos por una década o más. El archivo guarda una copia digitalizada de El grito de Edvard Munch, una copia de la Divina Comedia para la Biblioteca del Vaticano, así como de otros activos digitales considerados valiosos.
Sin título

© Jorge Ikeda 2020